jueves, 19 de enero de 2012

Poesia libros e ineditos






----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Libro LABASTARDAPALABRA - 1994


Antespasados

                                                                                    Quien olvida su origen
                                                                                     olvida su destino.
                                                                                                J. Robledo
En mil heridas abrían la tierra
cicatrizaban con granos
el quedar del paisaje
latente
hasta que
tizas las gotas
dibujaran brotes sobre la pizarra del valle.

Luego
caminaron los pies sobre el agua
y la nave desgarró la trenza de los cabos.
Se abrieron como dos labios las costas:
            cúmulo de venas                       espectro
            y de carnes una             esperanza.
Se habrán atado al mayor para resistir el canto de esas sirenas
y con quilla como arado a-hora habrán surcado quién sabe cuánto.

Ojos abiertos, ojo planeta,
asteroide minúsculo interiormente poblado de geografías,
                                                                       de flora y de fauna extrañísimas.
Ojos abiertos, al continente.

Y llego, también grano, cúmulo potencial, y pongo
oreja en tierra
sobre el rastro de los rostros.
Mire que ir y pararse justo (ante mi comparecen...) sobre la marca en el roble que el tiempo profundiza (siendo el año mil ochocientos...) surco, surco en dirección opuesta y escarbo con la pluma como una sonda (de profesión labrador...) descubrir con mi asteroide el astroluz (declaro el nacimiento de...) y resurgir brote de tronco (hijo de Don...) refrescar la conciencia (y de Doña) a ellos (acta número, de esta burgueña tierra...) los inmateriales ahora (sin mas que declarar).

Los que pusieron antes pie en tierra
            labraron el ser de mi nombre
            pintaron el niño que palpita en mis yemas.
Los que en soga trenzada de coraje, crearon y amaron.
Los que en la punta de una península habrán grabado:
            Un grano más soy
            y sin embargo
            un mar
            se orienta hacia mí.

Fueron tiempo tendido,
            y en la trama, punto cruz
                                                   como yo.
Son este vuelco de corrientes y cataratas de relámpagos
                                                                                                que me atropella
            esta guerra civil de razones y sentidos
            este pulular de fantásticos
            este ser ahora y otro en un segundo.

Olas de visión empujan como motores antiguos e invisibles.
El niño mirando al oso, ya no verá partírsele la nave.
Vibración añeja busca su fin y su origen:

y llego ahora
soy y descifro
la Vuelta
escondida en el reverso de aquel
                                                                  pasaje.


Ceniza S.O.S.

Ceniciento sacudido por el beso absorto de la antimusa
                                                                          del egoísmo: no despiertes.
Resucitador de hojas otoñales, sigue tu tarea,
 aunque te sobrevuelen pájaros rapiñeros, no levantes la cabeza.
Remolino de luces, escabúllete en la noche
 hasta sorprender a ese niño espiando las estrellas
   por entre las hendijas de la persiana de su cuarto.
Corredor de tranco largo, resiste;
 que la maratón es el sentido de los sentidos
    no pienses en el final, ni en el cansancio, ni en nada,
      sólo corre, corre.
Hermano de las gotas y de los paraísos,
 no atiendas el llamado de parientes falsos,
   envía una paloma mensajera
     a tu verdadera familia.

Estado de sitio

 Estoy tan solo como al principio.
Asociarse al silencio.
Rumbo al vacío por ningún camino.
Tomar un café con media luna.
Bajar el volumen de la radio.
Y esa manía de intentar vanamente repetir instantes.
La rebeldía de no mirar a los ojos.
El perro colea que da gusto.
Tratar de no congelar la magia.
(Suelta todo: tendrás todo.)
El es siempre un híbrido entre ángel y demonio.
Meter el silencio en el mango de la cucharita.
Un perfume de campanas que ensavia.
Está pisando, el que hace pisar el palito.
¿Sabés las veces que besé soñarte?
Inflarse y desinflarse; respirar.
(Si no tenés, dalo.)
Locuaz el ojo.
Velo.

Salto esencial en fu sostenido

                                                                                    "Con vos soy toda finalidad"
                                                                                                                    Andrea.
Aiaiay mi midulce que mi sunyo se me estaba esquilmando
justo cuando lo desbarajaste de un soplo fu boca varita mágica.
(¿Y el partido de ping pong entre el amor y la libertad?)
Mirar el cielo de tu pantalla y la ardua seguida de mi estrella
sin que pase una constelación de Leo por tu televisor,
como diciendo: informamos (bip) se acerca estrella (bip) acompañará en el viaje.
Y mi pirueta en el espacio, mi mirar mi midulce el cielo de tu calle ahora, no el de tu televisor, y girar y girar, salto,
acrobacia fabulencial ¡ qué coraje señores !, ¡es el gran domador!
(mi) mirar girar (mi) las copas de tu calle (dulce)
y más arriba la constelación que se tensa y se tensa y se tensa
y el gran domador señores catapultado al infinitésimo Universo
el gran domador existe esencial mi miamor
y siente y se siente y siente pasarle el aire por la cara
y te escribe mi micielo, desparramando jazmines a tus pasos,
                                                                                                    su mejor poema.
Aiaiay mi midulce que mi sunyo se me estaba esquilmando
justo cuando lo desbarajustaste de un soplo fu boca varita mágica.

 
Culto Divino II

Estar
en el momento exacto
en el lugar perfecto
y en ningún otro innumerable sitio
apretando y apretado
sumergido
sumo erguido
perdido ya totalmente
relampaguenado todo a lo largo
relamiendo perro hueso y carne
siendo yo-vos-nosotros
en el justo tiempo
y en el rincón ineludible
donde palpita magma salvaje
el nido blenso de tu deseo.
 
A palabras no; poesía a dentelladas

Me hartan los que murmuran en griego desde las catacumbas.
Yo me paro sobre la lengua del dragón a vociferar que me queman
[ las extremidades.
Trato de no esgrimir arquitecturas perfectas e inhabitables.
Trato de resistir el dolor de mi aparente incoherencia,
                                          de mi sumo desorden.
y lanzar desde allí mi flecha con mi arco.

              Tengo una valija de aduanas reincidentes y viajo…
En frontera de precipicio me diento vivo,
y mi límite se pulveriza, paulatino terror, en territorio
                                                                   de conquista.

Si puedo hacerte sentir…
Anoche caminé sobre las aguas y el mar eras vos.
Luego me hundí, me sumergí,
tus células palpando húmedas cada gota de mi cuerpo.

Prefiero:
Tirarme en paracaídas, a resolver los porqués.
Regalarnos un orgasmo, a nuestra mejor poesía.
Poesía latiendo en mi yugular, a poesía de papel.

Ganarme la vida en vez de hurtarla o pedirla prestada.
No hacer méritos para merecer haber nacido.
Regalarle flores a las prostitutas y besos a los árboles.

Poesía montada en pelo:
                                   Prefiero amarte.
                                   a escribírtelo.
 
Lazaro otoñal

Abandona la hoja a la no hoja
cabalga en alas, resucita

y vuel a      a rama.
           Ve
 

II

La realidad del tiempo
se escurre entre los
múltiples
diminutos
relámpagos
del sol ametrallado sobre el río.

La irrealidad del tiempo
se apoya
como la hoja
cayendo sobre mi mano.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Libro CARTAS DESDE EL TORBELLINO AZUL - año 2000


Así ahora como al principio
            Error de Adán:
                        tomar el manzano
                                                               como único árbol
                        perder así el bosque
                        en el que
                        a pesar de su error
                                                               sigue parado.

                        Parcelar el ojo
                        alambrar el polvo de su origen
                        erguirse sobre lo imposeible.
                                   
                        Construir una celda
                        recluirse dentro
                        y hacer de carcelero
                                                              para no escapar.


A MODO DE DEFINICION
La coherencia
                es una piedra (un único ejemplar en el planeta)
                que se encuentra en la cima de una montaña
                                                                                                                a veces no descubierta.
La estupidez
                                es un grano que crece bajo la uña del meñique
                                                                                       de las personas que ceden
                                                                                                   a la humana predisposición a ese virus.
La razón
                     es el reflejo que un azulejo de baño produce
                                                                en el multifacético ojo de una mosca
                                                                                                que observa el espejo del botiquín.
La definición
                                                 es un escobazo de aprendiz de brujo
                                                                    con el cual
                                                     enjaulamos la pluma del pájaro
                                                                  mientras el ave
                                                                   sigue volando.

                                    POEMA DE LA CUCARACHA Y EL DENTISTA
El dentista es el que se ocupa de mi boca
                                                            y por la boca me da cucarachas.
Un dentista es siempre un ser no querido
                                                                alguien peligroso.
Comer cucarachas: asimilar lo desagradable por la boca. 
Asimilar. Hacer propio lo otro.
Asimilar lo desagradable es un principio de sabiduría
                        ( solo lo desagradable que no se puede evitar )
Asimilar al dentista, asimilar cucarachas, asimilar la muerte.

La boca ( también) es por donde uno dice. Por donde se pasa a través hacia lo otro.
La cucaracha ( también ) por su antigüedad en la vida
es inmortalidad
 y por ser justamente desagradable
nunca ha sido
fruto apetecido por la boca.

La muerte es lo otro
                                                lo de uno es la vida.
Si asimilo la cucaracha la hago propia
                                                                          y mi vivencia se extiende.
El dentista es el brujo
                                         que me alimenta con esa paradoja.

 
                                                  REBELION EN DOS TIEMPOS
Me refugié en un templo inaudito
                                                            sostenido por columnas de antiguo temblor.
Transité por el filo de las sombras
                                                    sostenido apenas
                                                                  por el hilo de alfileres hambrientas.
Salté en carnero sobre el acantilado
                                                                   abarrotado de estigmas prediluvianos.
Entonces
retorné al templo
y a puño reventé sus copas sagradas y sus lucecitas
rojas parpadeantes rompí
a patadas sus ángeles calcáreos de actitud impasiva
a mano abierta quebré de arañazos
el inmaculado de sus paredes atormenté
de catástrofes los talones de sus vírgenes
convertí en astillas la madera de su cruz
de un cabezazo descomunal
                                                              maté a su dios
y descansé
                          descansé...
 
Aterricé rebotando sobre un campo interminable con un cielo verde.
Enfilé los restos de fosforos quebrados, la desvencijada colección de plumas fugitivas, el cantero de lajas con su canario enterrado,
la nave insignia contumaz , el dedal oxidado de mi abuela, la colección de figuras de chapa con el basquetbolista,
y con todo eso
me construí un astrolabio
            capaz de surcar un grano de miga por su meridiano
            capaz de tocar las fronteras
                        donde la nada y el universo se dividen sus territorios invisibles.
Y volví al templo inaudito
barrí aquel aquelarre
y lo convertí en casa.
Lo habité a mi gusto e instalé en su centro
un libro de tapas blancas
y de hojas blancas.

Y ahora estoy aquí
con esta marea que me merodea
por el ígneo intacto de mi centro
que me amenaza como lo hacía aquel templo falaz.
Y aquí estoy otra vez
buscando un Marzo amarillo
               un árbol nadador
               con que poder plasmar
                                                                  sobre el libro blanco.

 
   DESDE EL HUECO DEL OLVIDO
Desde el oscuro fondo
sobre vereda de Nueva York Buenos Aires París
morder bolsas de nylon
cola enroscada en un alambre
y meter la cabeza
hasta ese resto de carne sobre un hueso
o a esa lata con su dejo sobre los bordes
esa botella con restos de leche
esa fruta con sus habitantes
aquí se vierten los residuos de la ciudad
estoy aquí cuando te veo llegar
con tu traje de siempre
con tu gesto cansado y de hastío de siempre
y veo
acercar tu barba arrugada gigante sobre mi cabeza
te observo compañero de cena
comensal de las noches
noches linderas de la puerta sin cerrojo
te veo venir y venir
compartir nuestro pálido alimento y vos
mirás con resignada pupila
me decís - ¡ qué le vamos a hacer !
y abrís como un tesoro otra bolsa
en busca de un manjar desecho de otras bocas
maná caído del desperdicio del hombre
a imagen de un Dios eterno pero nunca presente
y vos y yo también desechos de una ciudad
donde miles de mundos se enlaberintan
fuimos alguna vez parte de otro mundo
tuviste una cama una mesa
salté por graneros de campos abiertos al sol
hoy corro por cañerías oxidadas
bajo el peso de toneladas de cemento
disparo por desagües de oscuridad tan oscura
huyendo del nunca hacia el jamás
somos último recodo de esa pesadilla
encarnamos los abominables monstruos
herejes desterrados de una geometría que a la vez nos incluye
compartimos el maloliente agujero
somos también rezago
escoria desperdicio
testimonio de lo no deseado
estamos en este hueco del descarte:
           la chapa oxidada el queso fermentado
                                        el papel de diario mojado vos y yo
despreciados por todos nos temen
nos patean en el suelo
desearían eliminarnos
como han eliminado el paquete de cigarrillos vacío
el vaso quebrado el televisor viejo
la muñeca rota y el saco de ropa
sobre el que duermo esta noche
somos lo usado y lo sin uso
han consumido nuestras almas y quedamos
envoltorio inútil
envase del sinsentido
ultimo eslabón de la cadena a perpetuidad
recuerdo
el invierno refugiados en el calor del túnel
comiendo desechos de tus desechos
mi chirrido rebotando en los graffittis
movía mis bigotes sin comprender
entre hombres y roedores hubo siempre batalla
pero nos une nuestra condición
expulsados del no paraíso
desterrados del destierro
estamos aquí
como todas las noches con tu barba pendiendo sobre mí
con tu barba que pendulea de resignación
y te miro desde abajo y veo
detrás de tu cara la noche
un círculo de estrellas corona tu cabeza
te miro y te imagino niño corriendo por ahí
porque algo nos queda todavía
nos quedan corazones marchitos
parecemos fantasmas nos miran como si fuésemos fantasmas
pero se sabe
muy bien que somos
de carne y de hueso
no somos apariciones
somos registro vivo
denuncia muda y encarnada
vagando silenciosa pero implacable por las calles civilizadas
una peregrinación nocturna y repetitiva
desde el desconsuelo hacia una esperanza de adoquín
una raza amedrentada que puebla Bangkok San Pablo México
mientras el Explorer viaja al infinito
 las tropas invaden otro país
o se teoriza sobre teorías
nosotros encendemos un fuego con un cajón de manzanas
para calidez del aliento recién nacido
que nuestras hembras dan a luz en una cueva
somos una hermandad un desfile nocturno de esquina en esquina
un hurgar cada noche
minuciosa empecinadamente
los desperdicios de Moscú Lima Londres
no pedimos limosnas
no somos ratas ladronas de queso
no comemos suelas derrumbadas desde los zapatos
resistimos esa fácil tentación y vamos
tacho por tacho
callejón por callejón
en un silencio
es nuestro alarido deambular deambular
un aroma urticante que penetra
un galope de zapatillas rotas sobre el cordón de la vereda
un silencio que grita desde mil tachos de basura
crece crece nuestro número
nuestra población va cubriendo los adoquines cada vez más
y llegará un día
en que
rodearemos una manzana céntrica de una ciudad mezquina
en cantidad incontables hombres mujeres niños roedores
giraremos giraremos
entonces
bajará un ángel desharrapado de alas mugrientas
y al tronar su oxidado clarín
sus harapos fermentarán en luz
y caerán las sordas paredes
                   de la Jericó sitiada por el sinsentido
                                      y el desconsuelo de la soledad.


Bautismo estelar
Nadie escuchó la noche
                                                 ni la cara abierta de la hoja luz.
El bautizador de estrellas
(ojos de pelo negro, pájaro corazón poeta )
            salta el salto de las gargantas
            colgado de una soga de perplejidad.
Ardillean sus orejas
                        se derrumba el río
                                                y el tiempo no lo alcanza.
Las palomas desmitifican próceres:
            Paradas sobre estatuas de rostro severo           
                                                defecan las cabezas de bronce
                                                                                    hasta volverlas blancas.
El hombre por el sendero
pausado silvestrea
y sus pasos, ¿a qué limbo del pisar van
                                                                                    al pasar?.
Somos polvo de universo inquieto
                                 colonizando soledades.


                                                MAÑANA COTIDIANO
                                                                                    "El futuro ya llegó"  Beilinson/ Solari
Todos dicen futuro
( cada uno a su modo )
con voz esperanza, con sonido temor.
Cuando me toca a mí
me desnudo, me siento sobre una montaña
y triunfal grito: ¡Futuro!.

El futuro
dicho sobre la dimensión
en que la tierra penetra el cielo
                                    es una voz de triunfo
                                                                    sobre la ilusión del tiempo. 


  Uno es Uno

Estamos partidos

al medio

entre naturaleza y cultura
entre nuestra
naturaleza y nuestra
cultura.

La naturaleza es Ser y su forma.
Luego
con un cúmulo de si-no
una educación nos separa.

Quedamos así quebrados,
        somos dos,
    o más.
Nos queda la paradójica quimera
de volver a encontrar
    lo que ya tenemos
     deseducarnos
                                                                para volver a ser
     lo que ya somos.
 

                                                RAZON DE CORAZON
                                                  Si el Universo es infinito, cualquier lugar es el centro del Universo.


A veces me levanto con el corazón en la garganta
                                                a vociferar nubes de alaridos.
A veces me levanto con el corazón en el codo
                       abrazado por un mar de piedras fosforescentes.
A veces me levanto con el corazón en los pies
             pateando hipocampos olvidados entre las comisuras de los adoquines.
A veces me levanto con el corazón en la cabeza
         con un asalto de pensamiento arremolinado en torno a una  columna invisible.
A veces me levanto con el corazón en la mano
        y abro manijas asombradas sobre las puertas de una pesada fortaleza.
A veces me levanto con el corazón en el centro del pecho
            y me escurro por el latido de mi cuerpo pulsando los límites de mi piel.
A veces ( casi todos los días ) me levanto con el corazón en la entrepierna,
            con un estremecimiento que me latiga la médula
            y ando a soplos de boca propulsado hacia la belleza.
A veces me levanto con el corazón
                                                   en el centro del Universo
            y corro entre las constelaciones despertando estrellas dormidas
            aliento velocidades de cometas
            enderezo ejes de astros
            o
            desciendo en un planeta azul
                para acariciar la rodilla de un niño raspada por una baldosa
                                                                                y con su lágrima
                                                                                            regar, regar.

                                                                                ESPEJADO
A veces me violento
                                                extraviado en el coral amarillo
                                                                                                                                de un mar desconocido
se me pierden hasta los ojos
en una mueca de máscara.
Entonces
corro desesperado
entre las hojas abandonadas por el otoño
a toda velocidad enumero millones de piedras
hasta encontrar la sinnúmero
saco un plumero que llevo en mi oreja para esas ocasiones
y con su pluma repiqueteo el laberinto
                                                           hasta develarle su original iris en el arco.

A veces se me enciende un asterisco fabuloso entre las pestañas
que hace a los ladrones apresurarse a devolver tesoros
se me luce la piel del brazo
con un ala sobre el charco del espejo
resucito faroles enmudecidos bajo el cráter de la abeja
    y la solicitud de mi silencio
                                   en el que me descubro
                                                                      hermano de lo divino.



                                                AMORA(en)MUJER
Yo amé a una mujer de piedra
de pechos labrados en redondez de esféricos glúteos perfectos
con la piel pulida inquebrantable
de cabellera petrificada en su mejor belleza
yo amé a una mujer de piedra
hasta que me harté
                                        de su gesto constante inmóvil.

Yo amé a una mujer de humo
de cintura dorada inasible
de pestañas volátiles explosivas
de piernas transparentes para mis manos de carne
de esfumado decir en la boca
yo amé a una mujer de humo
hasta que me harté
                                        de no poder abrazarla.

Yo amé a una mujer de agua
de pies levitadores sobre la cima de una torre en Babel
de vulva abarcadora de desiertos recorridos por una huella desconocida.

 Yo amé a una mujer de agua
hasta que me harté
                                        de que me ahogara con su todo y su todo.

Yo amo a una mujer de hueso y de carne
de fragilidad metida entre las manos
de pluma quebrada bajo el brazo
de sueño y pasión en las arterias
a veces de equivocado andar en los pies
de sol latiéndole en las mejillas de luna acariciante en los labios
yo amo a una mujer de hueso y de carne
totalmente desenmascarada
                                             imperfecta
                                                                 como yo.


                                                DULCE DOS NOCTURNO
 Beso estrellado
humo de tendón
murciélago ronco de sapo oscuridad
repta ciego
iguana incluida en cielo
mirar salpicar
desparramo de luces vos
¿ es luciérnaga
o estrella fugaz
quién gesta el deseo ?
sobre rocío grama el caliente
piel abismo cubre
intersticio de jadeo
aunque entrecerrado espacio
dentro de la pierna acumulado
mirá, mirá la luciérnaga
que eres mi
repito estrellas apoyadas a espaldas
soplo resume a la vez
amor desparrama
la crea acción soy amado
multiplicado sonido mudo
cómo luce la oscuridad en el ala del murciélago que afila la noche
cómo se arrastra la hoja de la iguana sobre el otoñal amando
cómo no dice la palabra
cómo vuelve el silencio de la piel
cómo claquea el sapo sobre
lengua puntual filtro
se ve o no
existe
la palmera descolgada de Andrómeda
calle en la copa
arremolinado respiro amor se ve
zumbamos
círculo sobre gira
agua de nube refleja
catapulta ( otra vez ) estrella allá
mágico filo de silbido
resumen de ojo cerrado
cielo mejilla se ve vuelve
rasante
ay ay ay cómo amor
blanca en vuelve
magnífica
anoche
            ser.


                                              Madrugado por un Dios

Despertarse a las tres de la mañana a alimentar a un Dios.

Sagrada tarea
                        en la oscuridad de mi semisueño
                                                                              calmar su llanto.
Llenar el hueco de su boca ansiosa
mientras el mantra de los grillos colma la noche.
El Dios bebe
                        leche de este planeta del cielo
                        Vía láctea que por mi mano desciende
                        hacia la ahora paz de su estómago.
En mi heroica tarea
            caigo agotado
                 en sus pequeños brazos.
La piel de su rostro
semidormido me acuna
y quedo yo también
                                 colmado.
He cumplido una misión de los hombres:
                                  porque otra vez
                                                                         como todas las noches
                                                                                                                he salvado a un Dios.

 DANZA INFINITA

Remolino de luz
habita el inmutable soplo
trasunta el cambio
lo engendra lo sostiene
                                       para ser no cambio.

Descubrir la inmensidad del grano de arena
es amar el nombre impronunciable
    habitar instante patria en nuestras manos.

Inabarcable sabiduría agitadora de peces y de soles:
            Es nuestra íntima finalidad
                                                           desterrar la ignorancia
                                                           acertar el sendero en la bifurcación
                                                           liberarnos de nuestra propia tiranía
                                                           y anclar las cansadas naves
                                                                                                          en el mar de la luz.



No hay reencarnación.
Está Todo
encarnado
Aquí.

Está Todo
muriendo y naciendo
Ahora.

 ----- --   -------

                 No es el río dueño del agua

                                   ni el árbol del color verde
                                   ni el hombre
de la conciencia.
                                   Así somos
dueños de nada
                                                           poseídos
    por el milagro

-------    --------

                                                Algo amanece

                                                              rocío sobre la hoja:

                                                         La poesía
                                                                             pendiendo
                                                                                                 en esa gota.

                                       ---------     -------------

Poética del ave

no dice:
    - Vuelo.
   Es
                                                                       Vuelo.
                                             ---------    --------------

Soy un inconformista:
                  Me conformo con lo que me da la vida
                                                   (me resisto a menos).

                                           -------------      ------------

                                   Yo no soy.
                                                      El Ser     se conjuga    en yo.
                                                                     Se conjuga

 -------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Inéditos
                                               20 de Diciembre

                                                                       “La ocasión es como el fierro:
                                                                       Se ha de machacar caliente.”
                                                                                   José Hernández

¿Fue sueño o despertar de un sueño
por estruendo de ollas
el salir a revolver el fondo
de nuestra libertad saqueada?
Brotamos hacia las calles
infinitos, descomunales, argentinos
despertados al grito de la tierra
embanderados en telas color reino de los cielos en este mundo
ah brazados alrededor del fuego
de la basura que quemábamos ritualmente
por iluminar la patria y la matria
encendidos poros de padres con pies de hijos colgando en hombros
encendidas y ancianas pieles empuñando espumaderas feroces
encendidos puños jóvenes batiendo esperanzas con batiendo horror
rozábamos gozosos el pelaje de un animal íntimo y primitivo
del que éramos células
no éramos ni
de boca ni de river ni
ricos ni pobres ni
peronistas ni radicales ni
eramos puro No y puro Sí
un despertado
y peligroso Pueblo
que había que volver a hacer dormir.

Entonces emergió el terrible dragón
para atropellarnos las uñas y los dientes
golpearnos los pelos erizados
encerrarnos los remontados cóndores
balearnos la voz asesinada
y en la batalla hijo asustado:
- ¿qué pasa papá?
- están apaleando a las Madres...
- ¿y a los papás?
- a los papás también hijo, a los papás también
madres hijos padres resistimos volver al sueño
defendemos el despertar de las gargantas
pero el dragón vomita un gas irrespirable
nos mata veintiocho corazones
encarcela últimos valientes
y en forma de nuevo rey
se encarama sobre nuestras sangres
para dormirlas y beberlas ( otra vez )
en el sopor esquivo
de su promesa de salvación.
                        
Culto Divino III ( tan tantra )

Ante el tótem con sagrado
se arrodilla
y rinde culto
devota.
La piel de madera se encarna
bajo la magia de los dedos.
Se yergue definitivo hacia el cielo
sobre el hechizo de la oración de la lengua.
Ante el ritual ataque de las pequeñas uñas
se estremece hasta fundirse en infinito
y descargar en truenos su sagrada lluvia
sobre la boca que recibe el maná
fruto de su piadoso rezo.

El tótem se desvanece
y agradece a la sacerdotisa
el haberlo transmutado
de dios
a hombre.



En tu nuevo mundo
Sostenido por los brazos
del mundo gran teta
llegado ya albergado
en tu tetamundo
tu tetamundo esférico, nutricio, tibiante, tetante
el llanto es nuestra primera palabra
                        primer oficio del hombre
grito de alerta pedido a gritos
grito de vida prendido al pezón de la vida
escudriñas exploras nuevas formas de lo mismo
más allá del tetamundo móviles sonidos tactos
saciante en la tentante teta
tomando lo solo útil de materia
desperdiciando lo inútil sabiamente
durmiendo el sueño sin justicia ni injusticia ni nada solo sueño
para despertar a la boca abierta otra vez
labios en busca del tetamundo
que lo abarcan  y lo convierten en fuente
manantial bendito
       de tu santa leche.


            Dos poéticas

Es facil ser un poeta maldito.
Vomitar cocodrilos sobre las cúpulas de los templos heridos.
Atormentar cachorros con la pezuña del adoquín oxidado.
Masticar abrojos y lamparitas eléctricas sobre el filo del cordón.

Lo difícil es
Esgrimir un pulpo azul sobre el estrado del abismo.
Alumbrar un icosaedro en la frente del almendro.
Plantar un rayo en el hueco de la esfinge
                                                                  y que viva.

 
Shoiki Yoko en la isla de Guam

Cuerpo a tierra casco oxidado sobre las cejas la luna baña su rostro embarrado la nube de insectos le revolotea sin distraer su mirada atenta sobre el horizonte vigila el honor del samurai no sabe de tiempos puede ser eterna su misión defender el metro de tierra sagrada hasta la muerte así el Imperio del Japón se concentra en una zanja estrecha trinchera que ha tenido el honor de defender por ventiocho años contra el enemigo invisible contra la nada sable en mano Shoiki Yoko ha esperado el combate por todos esos largos años con el mismo fulgor que el día en que le asignaron ese puesto en la espesura de esa isla perdida en el Pacífico desde allí cada ola sobre la playa ha sido una amenaza de traer al enemigo repetida por ventiocho años olas olas olas la guerra ha terminado hace ventiocho años pero él no lo sabe porque su guerra no ha terminado porque su lucha es infinita como el mar al que apunta expectante el fusil ya sin pólvora lo importante no es la munición sino el apuntar el ojo en la mira dirigido hacia el objetivo hacia el objetivo que no se ve pero se imagina próxima a llegar es desafío samurai supremo prueba que el guerrero ha enfrentado victorioso por 28 años con los dientes gastados apretando la bayoneta desafilada héroe anónimo de un Imperio desaparecido pero que cumple en él todo su esplendor silencioso grito de Banzai con la granada enmohecida el Kamikaze ha esperado enfrentarse él solo al desembarco del batallón Shoiki Yoko es así samurai de samuráis nadie ha enfrentado como él semejante batalla la trinchera es su Imperio por eso de allí saldrá solo muerto a reencontrar sus antepasados con todo el honor de su raza hasta la eternidad...


Un y verso descubridor
                                                                                                          a Guido

Habitante del misterio
nada en la nada
nutriente nada
ovalado universo líquido
elíptico pequeñez infinito
sostenido del cordón astronauta
en espacio gestador
seguro abre boca y bebe
cabalga sobre el abismo desde el
vacío del corazón hueco poderoso
conciente en su inconciencia
siente con ciencia del no saber saber
oscuridad o semiluz sonidos cobijan
la matriz más grande
que las galaxias que la inventaron
vacío sostenedor
nada tan seguro en nada
es pez por la boca vive no habla
es astronauta flotando unido tan
es humano amado tan tan
que no sabe lo que tanto sabe
no necesita más
todo tiene todo se le es
dado
nada amado en todo
síntesis de misterios
prepara descubrimientos
nuevos universos
ya parte hacia
partir no morir no temas partimos
otro ovalado un y verso
donde cuidamos y aprendemos
parte somos con partimos
aparición otra estrella ya
parte partimos aparición ah parición
de más
            de lo amado.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Libro LABRAPALABRAS - 1990

En los apolíneos dedos

En los apolíneos dedos de la lluvia
descansó su hastío
El pájaro
            Feroz.
Amplió su lengua hasta los bordes
            los bordes embrujados de la brújula.
Reflejó su ojo sin pestañas
            la luz tardía de una luna seca.
Emprendió el planeo
            sobre tejas superpuestas
                        chimeneas sin rumbo.

Hechiza la aguja ahora
plumea el aire
                        bajo las alas.

En la afilada punta

                                        cópula
En la afilada punta de la
                                        Cúpula
se ha clavado la luna
llena
por la herida
vierte un líquido plateado
sobre los lados de la torre.
Son las once de la noche
podría ser cualquier otra hora
                 cualquier otra noche
                 cualquier otra son.

Angel Plaza

En la madera del
árbol banco bajo
mendrugo mendrugo
bolsillo en
agujero
del
amanecer pájaros
pequeña alegría
sacar pan del
agujero profundo
del
alma bolsillo
esperar en
casa plaza
bebedero antes que
dejar banco
hombre de uniforme
y caminando sobre pies
-vamos, vamos-
gastados
entre niños de escuela
mano en agujero bolsillo profundo alma
mientras vapor de bocas
entre bufandas
camina bolsa
lento en hombros
camina
ángel plaza
monumento
niños asombro trepa
arriba
saca mano del alma bolsillo agujero
y levanta
mendrugo
mendigo
ángel plaza
sale
vapor boca
ángel en la cima plaza
todos miran
Oh, oh, ángel, ángel!
Mendrugo elévase
en mano
ángel se eleva
brazos abiertos abiertas
manos sube
sobre plaza
desaparece
antes grita:
Adiós humanidad!

Empezar a

Empezar a
vaciar el vino en el vaso
pero recién darse cuenta al sentir el líquido empapando la
            mano y la manga del pullover.
Mirar, verlo esparcirse (negro) sobre la mesa, hasta quedar
el envase transparente, transpirada la otra mano que lo aferra.
Mudo. Asistir. Como de afuera.
Cuánto es…

Y entonces

Y entonces ca
                        er
rulamente por tu espalda
cintura cintura
sin tu ramojazmines
poner ahora la flor
dentro de tu
Dentro de tu
ojal.

Ella cae también

Ella cae
también
con paracaidismo de Altazor
sin embargo
no es el mismo abismo (casi)
y la piedra
(Hermosa
            como una mujer saliendo del mar)
es realmente una
            con veleros como senos
                    hormigueos como espíritu
                    sí, como labios
                    entusiasmos.

Pestañas de Artemisa
en qué arista del diamante
podremos
adivinarnos?

Culto Divino

Con mi cirio en llamas
en el oscuro
templo
me sumerjo

Casi Jaicu

Hoy la tierra (otra vez)
deglute una naranja:
atardece.

Vi un gato en la noche
 
BIgotes UN
de un largo con
GAnas de ojos
luminosos
pero TOcarlo
se escapó
ENtre LAs
matas. NOté en
silencio dos manchas
meCHEro tenía
al prender.

Sa-pos
La gota
desde la cornisa
se suicida
y alegres hacia el charco
SA-POS, SA-POS, SA-POS.

Arriba un recorte en círculo
deja ver el blancofondo
que ilumina el agua donde alegres
SA-POS, SA-POS, SA-POS.

Al insecto en la pared
le queda poco tiempo
ya se refleja en el ojo de.
SA-POS, SA-POS, SA-POS.

Superstar

JESUS
JUDAS
SUDAS
SANGRE
OLIVOS
JESUS
SUPER ESTERLLA EL VASO DEL TEMPLO
CRUCIFIXIÓN ¡SUPER! CRUCIFIXION
REY DIOS HOMBRE PROFETA SOS
PANES
PONES
MANOS
SOBRE
CIEGOS
CURAS
JUDAS
DUDAS
SERMON
PERDON
AMAOS
SIGUEN
HOY LAS
CRUCES.

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Anteriores